Porcentaje de rebote (bounce rate): verdades y mitos

Una de las métricas que más inquietud genera entre la gente que empieza a introducirse en el muno de la analítica web, y que luego pasa a ser la métrica contra la cual todo el mundo intenta luchar, es el bounce rate, también conocido como tasa de rebote, ratio de rebote o porcentaje de rebote.

Y sí, digo intentar luchar, porque por lo que parece todo el mundo quiere conseguir reducir  esta métrica, todo el mundo intenta averiguar cuál es el valor óptimo o ideal, y parece que sea la métrica del cuadro de mando a la que menos cariño se le tiene. Casi podría considerarse como el patito feo de las métricas :)

Esta claramente es una idea errónea, y en parte es consecuencia de las definiciones confusas que hay entorno a la métrica, y de algunos mitos que se han ido creando. Por tanto, aunque no sea la primera vez, ni la última, que se habla en el blog del porcentaje de rebote, sí que es necesario aclarar cuáles son las verdades y mitos que lo envuelven.

Verdades


Visitas que ven una sola página del site

¡Cierto! Esta métrica contabiliza todas aquellas visitas que únicamente ven una página de nuestro sitio web, sin tener en cuenta si están en la primera página 5 segundos o 5 minutos, y sin tener en cuenta si esta visita hace scroll, mueve el ratón, etc
Por tanto, si una visita llega a la página, lee su contenido moviéndose por ella pero no pasa en ningún momento a otra página del sitio web, esta visita será contabilizada como rebotada, y en muchas de las herramientas de analítica web la duración de la visita será cero segundos.

Puede repercutir en la métrica “tiempo promedio en el sitio”

¡Cierto! Que la visita quede registrada con tiempo nulo, es consecuencia del modo de calcular el valor de esta métrica que tienen algunas herramientas de analítica web (p.e. Google Analytics).
El tiempo que una visita está en cada una de las páginas de nuestro sitio web, se calcula con la diferencia de tiempo que transcurre entre la página en la que se está y la siguiente página que se visita. Es por este motivo, que en el caso de las visitas que rebotan, no existe otra página sobre la que hacer este cálculo, y por tanto acaba valiendo cero.
El hecho de que todas estas visitas valgan cero, hace que al calcular el tiempo promedio en el sitio web de todas las visitas, este valor no sea del todo real, ya que reduce el cálculo del promedio.
Por ello, siempre recomendamos utilizar el informe “tiempo en el sitio” (en el caso de Google Analytics) que nos muestra un gráfico de distribución de las visitas según el tiempo que pasan en el sitio (y por lo tanto, nos permite eliminar el “ruido” de las visitas de cero segundos).

No es una métrica válida para evaluar sitios web de contenidos: blogs, medios…

¡Cierto! La navegación más habitual de las visitas que llegan al post de un blog, a la portada o al artículo de un periódico, o a la mayoría de páginas de contenidos, es leer dicho contenido y luego marcharse, sin seguir navegando por el sitio web.
En estos casos, el porcentaje de rebote suele ser elevadísimo, y por tanto deja de tener valor para el análisis. La métrica que interesaría analizar, sería el tiempo que la visita pasa en esta primera y única página, pero no suele ser un dato que la herramienta nos dé por defecto, aunque existen modos de implementar esta funcionalidad.

Mitos

El porcentaje de salida tiene una relación directa con el porcentaje de rebote

¡Falso! Cuando el usuario visualiza la primera página de nuestro sitio web, y únicamente ve una página, en esa página la visita contará como rebotada (porcentaje de rebote) y como que ha salido (porcentaje de salida). Mientras que si un usuario va navegando por nuestro sitio web y se marcha, la última página que visualice contará como de salida pero nunca como rebotada.

Por tanto, el porcentaje de rebote se calcula respecto a las visitas que entran por la página en cuestión, mientras que el porcentaje de salida se mide respecto a todas las visitas que en algún momento de su visita han pasado por esa página.

Tener un porcentaje de rebote bajo es señal de “buena salud” del sitio web

¡Falso! Básicamente sería necesario saber qué consideramos un porcentaje alto y qué consideramos un porcentaje bajo. Es decir, intentar encontrar la respuesta a la pregunta recurrente “¿sobre qué valor debería estar mi porcentaje de rebote para que pueda considerarlo bueno?”
Aunque cada sitio web es un mundo y no existen unas reglas ni unos valores sobre los que considerar el porcentaje de rebote bueno o malo, si que es cierto que según el objetivo de nuestro sitio web, existen unos valores típicos.

Sólo es importante prestar atención al porcentaje de rebote del sitio web

¡Falso! Aunque el porcentaje de rebote del sitio web sea el dato sobre el que mayor atención se centra, para sacarle partido a la métrica y realizar un buen análisis debe analizarse también el porcentaje de rebote segmentado por fuentes de tráfico, campañas, palabras clave…
Sólo de este modo podremos acotar qué es lo que está funcionado y qué es lo que no, y así poder plantear acciones de mejora.

Únicamente teniendo estos puntos claros, podemos ponernos manos a la obra.

Cómo analizar el porcentaje de rebote de nuestro site y cuáles son los valores típicos de porcentaje de rebote serán los temas que trataremos en los posts que publicaré proximamente.

Sobre Cristina Mataix

En constante aprendizaje sobre el mundo de Internet, y más concretamente sobre Analítica Web, disciplina en continua evolución. Consultora en WebAnalytics.es desde 2008.

Consulta todos los artículos de .

Puedes encontrar a Cristina en:

LinkedIn

36 Comentarios en "Porcentaje de rebote (bounce rate): verdades y mitos"

Este artículo ha sido mencionado en ...

Deja tu comentario

Nombre
Email (no se publicará)
Web
Comentario